viernes, 11 de mayo de 2012

ECONOMÍA DE FICHAS

 

ORGANIZACIÓN DE CONTINGENCIAS EN GRUPOS DE ADOLESCENTES

Montse García

El objetivo de este post es ejemplificar de un modo sencillo y detallado la forma de controlar y organizar las contingencias en un entorno determinado que se describirá a continuación.

La técnica en concreto que se va a utilizar es la Economía de Fichas. Ésta es utilizada para diversos objetivos y en poblaciones diana distintas (niños, jóvenes, adolescentes, personas con discapacidades, etc...).

El método se enmarca dentro de las teorías psicológicas de corriente cognitivo-conductual y es una de las técnicas utilizadas en la Modificación de Conducta. 

La Economía de Fichas es un sistema de organización de contingencias fundamentado en las técnicas operantes. Es muy útil sobre todo cuando necesitamos controlar varias conductas y además se trata de controlarlas dentro de un grupo de personas. Es recomendable su uso cuando:

  • Se intentan controlar varias conductas a la vez.
  • Se intentan controlar  en varias personas a la vez (o grupos)
  • Se utilizan múltiples contingencias, que pueden ser tanto positivas como negativas.
  • Es fundamental el uso de reforzadores generalizados.
  • Existe un control relativamente amplio  y complejo del ambiente.

Asimismo habrá que tener en cuenta ciertas premisas o directrices generales sobre la aplicación de las técnicas operantes.
  • Es mejor utilizar estímulos reforzadores que aversivos, mejor premios que castigos.
  • Al principio utilizar muchos premios para que a la persona le interese implicarse en el sistema de control.
  • Inicialmente exigir realizaciones conductuales fáciles de lograr.
  • Incrementar progresivamente las exigencias de las conductas.
  • Instalar las conductas con programas de reforzamiento continuo.
  • Para mantener las conductas, recurrir a programas de reforzamiento intermitente.
  • Para descontinuar el control con contingencias artificiales, cambiar progresivamente éstas por contingencias naturales (especialmente por reforzadores sociales).

EJEMPLO PRÁCTICO 
   
Isabel, Carmen, Julia y María son cuatro adolescentes de edades comprendidas entre los 15 y los 16 años que acuden a un Centro  Concertado de su Comunidad para aprender un oficio (camarera) que les permita en el futuro tener alguna salida profesional.
Todas proceden de ambientes desestructurados, tienen un nivel básico de estudios y muestran conductas desadaptativas tales como insultarse, no respetar turnos e interrumpir cuando les están danto explicaciones sobre la tarea que tienen que realizar, por ejemplo explicaciones acerca de cómo preparar una mesa, servir un café, entregar la cuenta,etc.
La jefa del Taller pide ayuda a un psicólogo para poder controlar estas conductas y lograr que las chicas puedan mantener un ambiente adecuado en el que sea posible el aprendizaje del oficio.
El Centro puede disponer de recursos económicos para dedicarlos a la ayuda psicológica que precisan.
Se observa que las conductas desadaptativas son sistemáticamente reforzadas por la atención que se dan unas a otras y también la atención de alguna profesora.
Al ser unas chicas de pocos recursos económicos cualquier tipo de objeto les resulta deseable, especialmente bisutería (pendientes, pulseras, collares, etc.) y también CDs de música actual, revistas de chicas, y sobre todo poder tener algo de saldo en el móvil.

Al objeto de establecer un sistema de Economía de Fichas que nos permita modificar las conductas no deseables de estas chicas deberemos atender y especificar lo siguiente:


-Las conductas deseadas y las no deseadas.
-Las reglas que se van a establecer.
-Los reforzadores de apoyo.
-El modo concreto en que se aplicará el programa.
 ________________________________________________

Ejemplos de conductas desadaptativas no deseadas.

1.- Se insultan
2.- No respetan los turnos de palabra
3.-Interrumpen a los profesores cuando les dan instrucciones sobre las tareas que tienen que realizar.
_________________________________________________________________________________
Establecimiento de reglas.

Conductas deseables con las que podrán ganar fichas.

1.- Permanecer toda la clase hablándose con respecto y sin proferir insultos-------- 1 ficha.
2.- Guardar turno sin impacientarse y sin agobiar a sus compañeras ----------- 1 ficha.
3.- Atender las explicaciones durante toda la clase sin interrumpir inopinadamente a los profesores y sin distraerse. Para preguntar solicitarán turno de palabra-------- 2 fichas.
4.- Si colaboran en trabajos grupales extraescolares (duración 1 ó 2 días)--------- 4 fichas al término del trabajo.

NOTA IMPORTANTE: Todas las emisiones de conductas adaptadas irán acompañadas de un reforzador social como atención, sonrisa, alabanza, reconocimiento público, además de las fichas correspondientes.
La Econonomía de Fichas puede  ir también acompañada de forma opcional por un CR (coste de respuesta). En este caso contemplamos que después de un mes del inicio de la EF instauraremos también el CR. El objetivo es que las chicas no se acomoden e incrementen su esfuerzo para no perder las fichas ganadas.

Conductas desadaptadas por las que perderán fichas.

1.- Pagarán una ficha por cada una de las tres conductas desadaptadas que emitan durante las clases.
___________________________________________________________________________
Los reforzadores de apoyo

Lista de reforzadores por los que podrán cambiar fichas.

1.- CDs de música actual: 20 fichas.
2.- 10 € de saldo para el móvil: 15 fichas.
3.- Collares, pulseras, pendientes...: 12 fichas.
4.- Revista para adolescentes: 10 fichas.
5.- Cinturón, pañuelo: 9 fichas.
6.- Pintalabios, máscara de pestañas: 7 fichas.
7.- Refresco o café en el bar del Centro: 3 fichas.

NOTA IMPORTANTE: La selección de los reforzadores ha sido realizada entre los responsables del programa y las chicas.
 _________________________________________________________________________
Aplicación concreta del programa

Antes de aplicar el plan será necesario mantener una reunión con la dirección y con el ED encargado de ponerlo en marcha. Se le informará de los pasos a seguir y se asignará un período de entrenamiento a los docentes para que sepan el modo de proceder y la evolución que tienen que observar en las chicas.

Primera fase: muestreo.

Habrá que convertir la ficha en un reforzador generalizado. Para ello se enseñará a las adolescentes a dar valor a esas fichas asociándolas con los reforzadores de apoyo y remarcando su valor de intercambio.


En esta fase se puede "muestrear la ficha" para facilitar la comprensión. Esto significa que daremos alguna ficha gratuita que las adolescentes podrán intercambiar por uno de los premios de forma inmediata. Esto también las motivará a colaborar con el programa.


Mientras tanto iremos registrando todas las conductas desadaptadas y estableceremos la línea-base de las conductas. Esto nos permitirá poder comparar en un momento posterior la evolución del comportamiento de las chicas.


Segunda fase: establecimiento del programa.


Informamos a las jóvenes de la implantación del programa y de su funcionamiento y solicitamos su colaboración. 


Elaboramos una lista en la cual aparecen las conductas deseadas y al lado las fichas que entregaremos por la emisión de cada una de ellas. Asimismo incluiremos otra lista con todos los reforzadores de apoyo disponibles (premios) y el valor de cada uno de ellos en fichas.


Tanto las chicas como los profesores implicados dispondrán de sus propias listas de consulta. En el Centro se expondrán las citadas listas en un lugar visible.


Antes del inicio del programa hay que aclarar con las participantes todos los términos, así se hará en el caso de que queramos establecer una revisión periódica de las condiciones. En nuestro caso fijaremos una revisión quincenal. Esto nos servirá para controlar la evolución del programa y para ajustar el nivel de exigencia del mismo.


Es importante también que se fije el lugar y los horarios en que las chicas podrán intercambiar las fichas ganadas por los reforzadores de apoyo deseados, como ejemplo podemos indicar que los miércoles de 8:30 h a 9:00 h (antes de las clases) o durante el recreo podrán canjear sus fichas en el despacho del psicólogo.


Cada profesor llevará un registro de las fichas que entrega y la conducta por la cual se ha entregado. Los registros los entregarán semanalmente a la persona (generalmente el psicólogo) que tenga la función de integrar toda la información. Además deberá valorarse el número de conductas adaptadas que han comenzado a emitirse y si están desapareciendo las conductas desadaptadas.


En el momento en que se proceda a introducir el CR deberemos tener en cuenta que habrá que establecer un período de observación (una semana) para ver si la inclusión de la penalización está siendo positiva o si por el contrario se produce un retroceso en los avances obtenidos. En este último caso nos plantearemos la retirada del CR.


Tercera fase: desvanecimiento.

Es la más delicada, en ella habrá que sustituir de forma paulatina, las fichas por las contingencias naturales del medio, en especial por otros reforzadores generalizados.



Primero comprobaremos que las conductas adaptadas están bastante consolidadas en el repertorio de las chicas, y que al mismo tiempo las conductas desadaptadas estén remitiendo notablemente. Este es el momento adecuado para ir desvaneciendo la EF cuidando que no se produzcan regresiones.
 

Como he comentado con anterioridad los ámbitos de aplicación de la EF son muy variados, algunos ejemplos son: ámbito escolar, deportivo, penitenciario, comunitario, reformatorios, reeducación de adolescentes, cárceles, ámbitos laborales, fuerzas armadas, centros de drogodependencias, problemas de pareja y de familia...

Por último citaré algunas de las ventajas e inconvenientes que encontramos en la utilización de la EF

VENTAJAS
  • Control muy completo de contingencias de las conductas.
  • Eficacia y rapidez del efecto.
  • Pueden controlarse muchas conductas a la vez.
  • Puede controlarse a muchas personas a la vez.
  • Suele ser muy bien aceptado por las personas implicadas en él.
  • Individualización personalizada de un programa general.

INCONVENIENTES.
  • Necesidad de un control muy estricto del ambiente.
  • Costos y personal necesrio para implantarlo y mantenerlo.
  • En ambientes institucionales su aplicación a veces genera "suspicacias" del personal del centro.
  • Problemas para desvanecer el programa de EF manteniendo las conductas.
Bibliografía  utilizada

Técnicas de modificación de conducta - Francisco Javier Labrador Encinas.
Apuntes M. G.
Prácticas Técnicas Intervención cognitivo-conductuales M.G.



Doy mi autorización para utilizar este material y copiarlo, siempre que se respete mi autoría dejando mi nombre y citando este blog en el lugar en el aparezca.



Compartir En Linkedin