sábado, 23 de junio de 2012

GUÍA PREVENCIÓN CONDUCTA SUICIDA

GUÍA PARA FAMILIARES DETECCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA CONDUCTA SUICIDA EN PERSONAS CON UNA ENFERMEDAD MENTAL.

FEMASAM
MOVIMIENTO PRO-SALUD MENTAL
SALUD DE MADRID
COMUNIDAD DE MADRID


La Organización Mundial de la Salud identifica al suicidio y a sus intentos como uno de los problemas más graves de salud que pueden afectar a las personas y, es por ello, que recomienda a todos sus estados miembros que sea atendido de
forma prioritaria.

El suicidio aparentemente se nos presenta como una solución permanente ante un intenso dolor emocional, mental y/o físico temporal, o para las relaciones interpersonales disruptivas. Aunque no lo parezca, muchas veces la desesperanza, el dolor y el vacío son estados temporales, no permanentes.
 
El suicidio puede ser el resultado de un acto impulsivo repentino o de una planificación muy cuidadosa. La impulsividad necesaria para el acto, no persiste indefinidamente (no hay que desesperarse, ya que normalmente la persona no tiene la idea permanente en su cabeza).
 
La mayoría de las personas que piensan en suicidarse realmente no quiere morir, lo que desea es liberarse de las circunstancias intolerables de su vida y del sufrimiento emocional, mental y físico que siente. Es por ello, que casi siempre viven en una constante ambivalencia entre razones para vivir frente a razones para morir, y es la conducta suicida la única alternativa que ven.
 
El reto que plantea la desesperación del suicidio es encontrar otras maneras de resolver esos sentimientos intolerables. El apoyo de la familia y/o los amigos, los tratamientos psicofarmacológicos y la psicoterapia constituyen factores muy valiosos para la prevención de la tentativa suicida y/o del suicidio consumado.

A continuación os dejo el enlace a través del cual os podéis bajar la guía para familiares.




Montse García 
Compartir En Linkedin