martes, 27 de noviembre de 2012

ABUSO SEXUAL INFANTIL

¿QUÉ ES EL ABUSO SEXUAL INFANTIL?

Montse García





El abuso sexual de menores es la utilización y/o explotación de niñas, niños y jóvenes para la gratificación sexual de una persona mayor. Se realiza cuando se les obliga o incita a participar en actividades sexuales. Esta definición comprende una rama amplia de conductas, incluyendo contactos físicos y actividades que no implican dicho contacto.

A menudo va acompañado de sobornos, amenazas, coacciones o violencia. A veces el abuso es realizado en el contexto de una relación de afecto en la cual el abusador se comporta de forma seductora, "comprando" al menor o la menor con regalos y agasajos o manipulando emocionalmente para conseguir satisfacer sus deseos. Puede darse un largo proceso de preparación del menor o la menor para el abuso, durante el cual el abusador gana poco a poco su confianza.

Normalmente, quien abusa es una sola persona pero a veces puede ser un grupo, por ejemplo, varios miembros de la misma familia. Los y las menores pueden sufrir abusos de distintas personas en distintos períodos de sus vidas.

Con frecuencia, el abusador pretenderá aislar al niño o niña en un intento por mantener el secreto de su comportamiento.

El abuso sexual puede producirse en cualquier familia, sea cual fuere su condición social, cultural o económica. Diferentes estudios han llegado a la conclusión de que "la gran mayoría de los abusadores de menores son hombres y actúan solos".

El abuso sexual sin contacto puede incluir exhibicionismo, llamadas telefónicas, mensajes de texto o correo electrónico de contenido obsceno. Las salas de "chat" telefónicas y por internet también pueden ser fuentes de abuso sexual. Se puede inducir a los y las menores a escuchar diálogos sexuales u observar actividades sexuales, mirar fotos o vídeos pornográficos o posar para fotografías sexuales.

El abuso sexual con contacto físico puede incluir besos o abrazos inapropiados, tocamientos o inducción a tocar al abusador de forma sexual. Puede incluir masturbación, sexo oral y penetración vaginal o anal.

Las y los menores pueden tener un incidente aislado de abuso sexual o sufrirlo repetidamente a través de un período de tiempo.        

Fuente: Guía de sugerencias para apoyar a menores que han sufrido abuso sexual - Créeme Páralo.

Si queréis ampliar vuestra información sobre este tema os recomiendo que leáis la siguiente entrada del Blog de Mario Araña, además a través de su blog se puede acceder a la descarga de "La Regla de Kiko", un método para que enseñemos a los más pequeños a decir NO ante ciertas situaciones. Enseñar a los niños a decir NO es prevenir futuros abusos.



Compartir En Linkedin

6 comentarios:

J.C Soriano Gimenez dijo...

Una gran entrada, lo que me recuerda que tenemos que publicar más cosas sobre el tema y documentaar mejor lo que publicasmos.

Karina Mohr dijo...

Excelente tu blog . Felicitaciones ! Saludos cordiales . Karina .

Montse Garcia dijo...

¡Gracias por vuestro apoyo! Un fuerte abrazo.

Montse

Macu Pérez Suárez dijo...

Montse, me gusta mucho tu blog en general pero sobre todo las entradas que tienen que ver con "abuso sexual" y prevención. Muchas gracias.

Montse Garcia dijo...

Gracias Macu, muy amable. Espero que la información te sea útil.

Un abrazo
Montse

Anónimo dijo...

Muchas gracias por todo el material que compartes, y por las entradas del blog, lo sigo y tomo como referencia muchas de las ideas que planteas.

Un abrazo!