viernes, 31 de enero de 2014

DESARROLLO NORMAL EN LA ADOLESCENCIA INTERMEDIA DE 15 A 17 AÑOS

DESARROLLO NORMAL EN LA ADOLESCENCIA INTERMEDIA DE 15 A 17 AÑOS


-->
DESARROLLO NORMAL ADOLESCENTES DE 15 A 17
AÑOS DE EDAD
La adolescencia puede dividirse en tres etapas: temprana (12-14 años), media (15-17 años) y tardía (18-20 años). Mientras ciertas actitudes, conductas o cambios físicos pueden considerarse hitos del desarrollo en estas edades, existe un amplio espectro acerca de lo que puede considerarse normal en cada edad. Las nociones que se ofrecen a continuación son una muestra del progreso que se realiza en cada área y nivel de desarrollo adolescente. Es completamente normal que un adolescente consiga logros con una edad y otros de forma más tardía que la tendencia general de su edad o su grupo de referencia.

Desarrollo físico
  • A la edad de 15 años la mayor parte de las chicas han completado los cambios físicos de la pubertad.
  • Los chicos todavía están madurando físicamente y ganando fuerza física, masa muscular, altura y completando el desarrollo de sus rasgos sexuales.

Desarrollo emocional
  • Pueden desarrollar ansiedad acerca del rendimiento académico y notas de clase.
  • Se muestra egocéntrico (puede tener altas expectativas y un bajo concepto de sí mismo).
  • Busca mantener su privacidad y pasa más tiempo solo.
  • Se preocupa por el atractivo físico y sexual.
  • Se queja frecuentemente de la restricción impuesta por sus padres a su independencia.
  • Empieza a integrar la cercanía física y emocional en las relaciones afectivas.

Desarrollo social
  • Cada vez es más consciente de las conductas sociales de los demás, su propiedad y adecuación al entorno.
  • Busca amigos que compartan creencias, valores e intereses similares a los suyos. Los amigos son un punto de referencia fundamental.
  • Empiezan a aparecer intereses de carácter más intelectual.
  • Puede dejarse influir por sus amigos para llevar a cabo conductas de riesgo (alcohol, drogas, sexo).

Desarrollo intelectual
  • Muestra más capacidad para establecer objetivos y pensar en términos de futuro.
  • Posee una mejor comprensión de la complejidad de las relaciones que afectan a diversos hechos y circunstancias.
  • Empiezan a desarrollarse ideales acerca de la moral y a seleccionar modelos de conducta coherentes.



 Montse García


Bibliografía

Extraído del Manual de Terapia de Conducta en la Infancia: Comenche Moreno M. Isabel, Vallejo Pareja Miguel.





Compartir En Linkedin