sábado, 31 de agosto de 2013

CURSO INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA NIÑOS

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA NIÑOS Y NIÑAS ------2ª EDICIÓN

Montse García
Psicóloga 



Dada la buena acogida que tuvo el curso pasado la extraescolar de INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA NIÑOS que impartí en el C.E.I.P. Carmelo Ripoll de Ontinyent, este curso 2013/2014 continuaré ofertándola y la ampliaré a los niños de último curso de infantil.
Para todos aquellos/as que aún no hayan oído hablar de la Inteligencia Emocional, dejo aquí una breve explicación sobre el concepto y también sobre la metodología que utilizo en mis clases.
Si queréis saber más, podéis visitar las siguientes entradas en las que explico el desarrollo de algunas de las clases que tuvimos este curso pasado: ¡disfrutad!

¿Y qué es Inteligencia Emocional?



Inteligencia Emocional es algo así como la habilidad que tenemos las personas para reconocer nuestras propias emociones y las de las demás personas y la capacidad para regularlas.
La Inteligencia Emocional determina el modo como cada persona se relaciona y entiende el mundo, la habilidad para controlar los impulsos y canalizar las emociones, la autoconciencia, la confianza, el entusiasmo, la empatía, la persistencia ante las frustraciones, etc.



¿Y para qué sirve a nuestros hijos ser emocionalmente inteligentes?



Educar emocionalmente inteligente a un niño/a es potenciar todas las cualidades emocionales de ese niño/a de modo que la relación consigo mismo/a y con el entorno sea lo más saludable y llena de sentido, es decir, que le haga sentirse feliz.



Aprender Inteligencia Emocional sirve a los niños/as para prevenir comportamientos de riesgo (consumo de drogas, conducción temeraria, delincuencia, agresividad, fracaso escolar, impulsividad, falta de atención, etc. ) porque potencia conductas dirigidas hacia el autoconocimiento, motivación, incremento de la autoestima, empatía, asertividad, solución de conflictos, altruismo, toma de decisiones adecuadas, tolerancia a la frustración, persistencia, mejora de la atención, esfuerzo,  habilidades sociales, etc.



¿Y cómo lo vamos a hacer?




A través de una metodología activa:
                                  
  • Jugando. El juego es el método de aprendizaje por excelencia de los niños, con él aprenden a compartir, a ser imaginativos, a tolerar frustraciones, a dramatizar fingiendo ser otros seres, etc.

  • Role-playing. A través de pequeñas representaciones los niños adoptarán otros “papeles” diferentes con los que practicar conductas empáticas, asertivas, amables…

  • Modelado. Observando modelos de comportamiento deseables y adecuados que les ayuden a resolver sus problemas sin recurrir a la agresividad. 

  •  Relajándose. Practicarán sencillas técnicas de control de la activación que les ayuden a conocerse mejor y a controlar más fácilmente sus impulsos.

  • Dinámicas grupales. Actividades sencillas y divertidas con las que potenciarán su imaginación, se conocerán mejor, aumentarán su autoestima, trabajando los valores, el respeto hacia ellos mismos y hacia los demás…

  • Tormenta de ideas. Harán “encuentros creativos” con los que mostrarán su imaginación sin censuras ni críticas de sus iguales que les ayudarán a sentirse aceptados y a mejorar su autoestima.

  • Técnicas específicas de control emocional y de impulsos. Aprenderán a expresar sus sentimientos sin necesidad de dar golpes ni ser agresivos con técnicas como la de “la tortuga”.



Los grupos se formarán los lunes y los martes . 


Para quién desee ampliar esta información aquí dejo mi correo electrónico: montsegar13@gmail.com


Montse García


Compartir En Linkedin