martes, 19 de agosto de 2014

GUÍA : APRENDER A VIVIR CON EL TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

APRENDER A VIVIR CON EL TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Guía para familiares


Barbara L. Van Noppen (Asistente social), Dra. Michele T. Pato y Dr. Steven Rasmussen
Diseño e ilustraciones: graficdiagonal.com

Asociación de Trastornos Obsesivo-Compulsivo

Es importante distinguir entre los rasgos obsesivo compulsivos y los síntomas obsesivo-compulsivos. Según una serie de estudios realizados, casi todo el mundo tiene uno o dos rituales. La diferencia reside en el grado de ansiedad y convicción de la necesidad de realizar la compulsión. Las personas con TOC sienten que no pueden controlar su ansiedad de otra forma que no sea llevando a cabo las compulsiones. Sus cerebros les dicen que si realizan los rituales, sus miedos disminuirán. Es mejor rechazar o identificar esa conducta como un “síntoma”, no como “fallos”. Todos practicamos uno o dos rituales, pero las conductas se convierten en “síntomas” de un trastorno si “no son deseadas” e interfieren en las relaciones sociales o laborales. Cuando una persona no puede controlar las compulsiones, es importante no culparla. Por otro lado, el TOC no debería convertirse en excusa para reducir la funcionalidad. Por otro lado, una vez identificado el TOC, el afectado espera que los familiares asuman sus responsabilidades y así poder evitar determinadas situaciones, lo que rara vez les sirve de ayuda.

A continuación dejo el link para que os bajéis la guía.


Montse García
Compartir En Linkedin