martes, 2 de agosto de 2016

PRIMERA INFANCIA (0 A 5 AÑOS) DE LA CONCIENCIA EMOCIONAL A LA EMPATÍA

PRIMERA INFANCIA (0 A 5 AÑOS) DE LA CONCIENCIA EMOCIONAL A LA EMPATÍA



Montse García



¿Cómo puedo 
comprender y 
legitimar que mi hijo 
se está enfadando si 
no puedo reconocer 
en mi mismo la 
emoción de la rabia?  
El desarrollo de las 
competencias 
emocionales 
empieza 
por uno mismo porque los padres somos los 
modelos de comportamiento para nuestros hijos. 

Por ello lo mejor es empezar a trabajar nuestra conciencia 
emocional y una estrategia que podemos intentar  es 
conectar varias  veces al día con nosotros mismos para 
detectar qué  sentimos en ese momento. Algunas preguntas 
que podemos hacernos:
 
  • ¿Cómo me siento? ¿Por qué me siento así? ¿Cómo estoy manifestando lo que siento? ¿Esta emoción, me ayuda en la situación y momento actual? ¿Qué puedo hacer para cambiarla y sentirme mejor?

ACTIVIDADES PARA AYUDAR A LOS PEQUEÑINES
A DESARROLLAR LA CONCIENCIA EMOCIONAL

  • Dibujar con ellos caras que expresen diferentes emociones. Colgar los dibujos en el frigo y enseñar al niño a que nos señale la cara que identifique la emoción que está sintiendo en un momento dado.
  • Imitar conjuntamente diferentes emociones. Situarse con el niño delante de un espejo e ir cambiando nuestros gestos faciales para simular cada emoción. Ellos lo tienen que hacer con nosotros.
  • Fabricar unas tarjetas de cartulina: ROJO, NEGRO, VERDE, ROSA y las asimilamos a una emoción básica, RABIA, TRISTEZA, ALEGRÍA, AMOR. Podemos jugar con ellos utilizando estas tarjetas viendo dibujos o leyendo cuentos y que él vaya sacando las tarjetas según sea la emoción de los personajes.
 

 
DE LA CONCIENCIA EMOCIONAL A LA EMPATÍA

La capacidad para “leer”, reconocer, comprender y 
conectar con las emociones ajenas permite comprender no 
sólo el punto de vista de los demás, sino la emoción desde la
cual viven un suceso.

El pilar sobre el que se sustenta y desarrolla la empatía es la  
conciencia emocional intrapersonal.

Empatía: del griego empatheia (sentir dentro).

A partir de los lazos y vínculos emocionales que se van 
tejiendo en la familia y de los intercambios que tienen lugar 
desde el nacimiento, se va transmitiendo y desarrollando 
la competencia de la empatía.

Cuando el bebé llora en la cuna y los padres lo atienden con 
amor, ternura y cariño, para comprender cómo se está 
sintiendo su bebé (sintonizan con su emoción), el vínculo 
afectivo que se crea genera en el niño emociones de 
seguridad y confianza, ya que siente que su llanto es 
comprendido. Si sistemáticamente ignoramos ese llanto, el 
vínculo afectivo que se entrelazará entre ellos provocará en 
el bebé mayor inseguridad y desconfianza.

Las neuronas espejo son las responsables de que los 
seres humanos comprendamos los estados emocionales de 
las otras personas. Lo más curioso es que también se 
activan cuando observamos a otros individuos que ejecutan 
la acción.

Así pues, cuando nuestros hijos observan que tenemos 
sentimientos como estrés, ansiedad, ira, tristeza, etc., son 
capaces de comprender cómo nos sentimos gracias a que  
se activan en ellos las neuronas espejo. Nosotros también
podemos comprenderlos a través de este mecanismo, esto 
nos permite ponernos en su lugar y experimentar un estado
emocional similar.

ALGUNAS ACTIVIDADES PARA QUE LOS PEQUES 
DESARROLLEN LA EMPATÍA

  • Leer cuentos sobre emociones adaptados a su edad. Le podemos pedir al niño que identifique los sentimientos de los personajes y cómo se sentiría él en su lugar.
  • Ver una película juntos y comentar luego qué han sentido los personajes
  • Ser comprensivos con los niños y sintonizar emocionalmente con ellos. Así actuaremos de modelos y aprenderán a ser sensibles con las emociones de los que les rodean.
  • Practicar la escucha activa y evitar las siguientes cosas:
    • Juicios morales (“deberías...”); ridiculización, sarcasmo, ironía; etiquetar (“eres un vago…”);  negativismo (“no haces nada bien”); momento o lugar inadecuado.

ALGUNAS PÁGINAS CON MATERIAL DE INTELIGENCIA 
EMOCIONAL PARA LA PRIMERA INFANCIA:

list=PL0WhxVqpKsyEtMEhv1Y7MEs0puRvK2bxZ
list=PL0WhxVqpKsyEtMEhv1Y7MEs0puRvK2bxZ




Compartir En Linkedin